La diabetes no es un obstáculo para practicar deporte

La diabetes no es un obstaculo para practicar deporte (aunque debemos tomar ciertas precauciones)

La diabetes es una patología en la que el cuerpo no puede producir insulina, -una hormona producida por el páncreas-, o no puede usar adecuadamente la insulina que produce. El papel de la insulina es regular la cantidad de glucosa (azúcar) disponible en la sangre, un nivel que el cuerpo debe regular cuidadosamente para garantizar que el cuerpo funcione correctamente, ya que demasiado azúcar en la sangre puede causar daño a los órganos, vasos sanguíneos y nervios. Además, el cuerpo también necesita insulina para usar el azúcar con el fin de obtener energía.

Tipos de diabetes

Hay tres tipos principales de diabetes. La diabetes tipo 2 es el diagnóstico más común, seguida de la diabetes tipo 1.

Diabetes tipo 1

La diabetes tipo 1 es una enfermedad autoinmune y también se conoce como diabetes dependiente de la insulina. Las personas con diabetes tipo 1 no pueden producir su propia insulina (y no pueden regular su azúcar en la sangre). Aproximadamente el 10 por ciento de las personas que viven con diabetes tienen diabetes tipo 1, dependiente de la insulina. La diabetes tipo 1 generalmente se desarrolla en la infancia o la adolescencia, pero también puede desarrollarse en la edad adulta. Las personas con el tipo 1 necesitan inyectarse insulina o usar una bomba de insulina para asegurarse de que sus cuerpos tengan la cantidad correcta de insulina.

Diabetes tipo 2

Las personas con diabetes tipo 2 no pueden usar correctamente la insulina producida por sus cuerpos, o sus cuerpos no pueden producir suficiente insulina. Aproximadamente el 90 por ciento de las personas que viven con diabetes tienen diabetes tipo 2. La diabetes tipo 2 es más comúnmente desarrollada en la edad adulta, aunque también puede ocurrir en la infancia. La diabetes tipo 2 a veces se puede controlar con una alimentación saludable y ejercicio regular solo, pero también puede requerir medicamentos o terapia con insulina.


Tener diabetes no tiene por qué ser una barrera para disfrutar activamente del deporte y del ejercicio, aunque es necesario tomar una serie de precauciones. En el artículo de este mes nos centraremos en la diabetes del tipo 2, la más habitual, ya que la de tipo 1 requiere atenciones aún más específicas, aunque en todos los casos recomendamos consultar con tu médico en caso de padecerla.
Es habitual encontrarse con ejemplos de deportistas con diabetes que han alcanzado algunos de los reconocimientos y logros más destacados del mundo. Futbolistas como Nacho o Borja Mayoral; la leyenda del fútbol Maradona o el boxeador Sugar Ray son solo algunos ejemplos de deportistas con diabetes que han llevado su rendimiento deportivo al máximo nivel.


¿Ayuda el deporte a la diabetes?


Es la primera pregunta que podemos hacernos a la hora de valorar la relación entre deporte y diabetes, y la respuesta es afirmativa. El deporte, o cualquier forma de ejercicio, se recomienda para todas las personas con diabetes, ya que aporta una serie de beneficios para la salud, principalmente una mejor sensibilidad a la insulina.

Ya sea por razones competitivas o simplemente por diversión, el deporte es una excelente manera de mantenerte sano, pero siempre teniendo en cuenta las precauciones correspondientes.



Cada deporte ejerce un efecto diferente sobre los niveles de azúcar en sangre.


Los diversos tipos de deporte pueden afectar de diferentes formas al cuerpo. Por ejemplo, caminar a paso ligero y trotar continuamente generalmente conducirá a una disminución en los niveles de glucosa en la sangre. Por el contrario, las carreras de velocidad y algunas actividades de la parte superior del cuerpo pueden conducir inicialmente a un aumento en los niveles de azúcar en la sangre, que disminuirá si la sesión de ejercicio es lo suficientemente larga.


Evaluar y llevar un seguimiento de los niveles de glucosa en sangre durante la práctica del ejercicio podrá darnos indicaciones sobre los diferentes efectos que cada deporte y su duración tiene en nuestro cuerpo. Cabe señalar que una sesión deportiva intensa o relativamente larga puede llevar a niveles más bajos de glucosa en la sangre hasta 48 horas después del ejercicio.

 

Rendimiento

Tener niveles de azúcar demasiado altos o demasiado bajos puede afectar negativamente a nuestros niveles de energía, necesarios para lograr un buen rendimiento deportivo. Por ello, es mejor mantener los niveles de azúcar en un rango objetivo. Las personas que toman insulina generalmente tendrán un buen nivel de energía si los niveles de azúcar se mantienen entre 5 y 11 mmol / L. Las personas con diabetes tipo 2 deberían intentar reducir en la medida de lo posible este rango.


Es necesario revisar los niveles óptimos que debemos mantener cuando practiquemos deporte, ya que el mejor rango dependerá de qué medicamento (si corresponde) estemos tomando, así como de cualquier otra circunstancia personal para lograr un rendimiento deportivo óptimo para nuestro cuerpo.



En Altea Sport Clinic defendemos un deporte para todos, y no deben existir barreras que se interpongan entre cualquier condiciones física y la posibilidad de entrenar nuestro cuerpo para beneficiarnos de sus efectos. Por ello, adaptamos nuestros entrenamientos a cualquier circunstancia haciendo un estudio detallado previo y planificando las rutinas de trabajo y objetivos ideales.

Sobreentrenamiento: cómo la fatiga puede llevar a un mayor riesgo de lesiones

Sobreentrenamiento: cómo la fatiga puede llevar a un mayor riesgo de lesiones

Todos queremos obtener los mejores resultados de nuestros entrenamientos, pero a veces lo hacemos a costa de poner en riesgo nuestra propia salud. Existe una conocida cita motivacional que dice «hay días en que duele todo el cuerpo, la motivación es baja y te sientes cansado y débil…esos son los días en que los campeones entrenan». Pero no siempre es así. Cada vez se alcanza mayor acuerdo en el sector médico-deportivo en que los días de descanso son extremadamente importantes para recuperar y mejorar el rendimiento.

El sobreentrenamiento se define como una condición que implica aplicar demasiado estrés al cuerpo mediante la actividad física. “Una acumulación de estrés por entrenamiento y/o no entrenamiento que resulta en una disminución a largo plazo en la capacidad de rendimiento con o sin los signos y síntomas fisiológicos y psicológicos relacionados con el sobreentrenamiento en los cuales la restauración de la capacidad de rendimiento puede tomar varias semanas o meses» (Halson y Jeukendrup, 2004). Según la National Strength and Conditioning Association (NSCA), los síntomas de sobreentrenamiento incluyen debilidad y dolor muscular, disminución del apetito, aumento de la frecuencia cardíaca en reposo, disminución del rendimiento, mayor riesgo de infección y tiempo necesario para la recuperación y disminución de la motivación para entrenar. A este punto podemos llegar por dos factores principales: intensidad del entrenamiento, o cantidad de entrenamientos concentrados en el tiempo.

¿Qué es la fatiga?

La fatiga es el resultado de la capacidad de un individuo para satisfacer las demandas de una actividad a través de medios aeróbicos. Si un individuo no puede satisfacer las demandas de una actividad, aumenta la fatiga. Si bien la fatiga puede aumentar la probabilidad de lesiones (C. Woods, 2003), la presencia de fatiga es esencial para aumentar la condición física. Esto se puede mostrar a través de un modelo gráfico de dos variables: el Modelo de fatiga física.

Como se muestra en el modelo de fatiga de la condición física más abajo (Figura 1), el entrenamiento produce dos efectos secundarios que pueden influir positiva o negativamente en el rendimiento: la condición física y la fatiga. Mientras que el efecto posterior de la condición física tiene una respuesta fisiológica positiva, el efecto posterior de la fatiga tiene una respuesta fisiológica negativa. La interacción entre la condición física y la fatiga da como resultado un cambio en el rendimiento después del estímulo. (MacDougall, Wenger y Green, 1993).

 

 

¿Cómo influye la fatiga en el riesgo de lesión?

Los niveles elevados de fatiga, tanto física como mental, durante un período prolongado de tiempo pueden aumentar significativamente el riesgo de lesiones debido a que comprometen la fuerza muscular, la coordinación, la atención mental y la concentración. La fatiga puede afectar directamente el rendimiento e inducir muchos cambios biomecánicos y musculares en el mecanismo y el movimiento de un deportista.

Estos niveles elevados de fatiga tienden a suceder hacia las últimas partes de una sesión de entrenamiento debido a las exigencias del ejercicio. La fatiga también puede inducir a muchas alteraciones biomecánicas y musculares como resultado de que un atleta ajusta su movimiento para continuar entrenando de la mejor manera. Esto puede aumentar la probabilidad de lesiones debido al reclutamiento de músculos y técnicas alternativas. La fatiga también resulta en una disminución de los ángulos y momentos de flexión de la rodilla (Borotikar et al., 2008).

¿Cómo podemos prevenirlo?

Existe bastante controversia sobre cómo podemos aplicar esta información para una prevención efectiva de las lesiones provocadas por la fatiga, y se ha convertido esta un área de discusión popular.  McLean y Samorezov (2009) descubrieron que el entrenamiento dirigido hacia los procesos de control central puede contrarrestar con éxito el impacto debilitador de la fatiga en el riesgo de lesiones específicas.

En Altea Sport Clinic implementamos en nuestros planes de entrenamiento todos estos aspectos, tanto generales como personalizados, para que tu cuerpo rinda al máximo nivel en cada sesión sin arriesgar tu salud.

Packs Altea Sport Clinic, una forma integral de vivir el deporte

Packs Altea Sport Clinic, una forma integral de vivir el deporte

El centro deportivo Altea Sport Clinic fue fundado en el año 2017 con el objetivo fundamental de proponer un modelo deportivo totalmente novedoso, dando un salto en variedad y calidad de servicios respecto a los gimnasios tradicionales. Frente a la tendencia actual de ofrecer salas y gimnasios donde los clientes asisten y entrenan sin ningún control ni evaluación por parte de los entrenadores, aumentando de forma considerable el riesgo de lesiones – algunas de ellas irreversibles – en Altea Sport Clinic decidimos apostar por un modelo diferente y acompañar a nuestros clientes durante todos los procesos del entrenamiento, desde una valoración inicial hecha por nuestros profesionales para detectar posibles disfunciones del sistema esquelético-muscular, hasta una correcta planificación de las rutinas y un control en la ejecución de los ejercicios para corregir, entre otros aspectos, malas posturas que puedan derivar en lesión.

 

Para poder alcanzar tus metas y objetivos de forma integral, ya sea la pérdida de peso, aumento de la fuerza, aumento de la resistencia, readaptación física y funcional para prevención y recuperación de lesiones, etc, en Altea Sport Clinic lo abordamos desde diferentes campos. Así, agrupamos servicios de nutrición, entrenamiento personal y en grupo, sala, pilates, pruebas de esfuerzo y estudios biomecánicos para que puedas preparar tus entrenamientos de forma integral, mejorando el rendimiento y obteniendo resultados más estables y planificados.

 

Así nacen los “Packs de salud” de Altea Sport Clinic, unos programas diseñados para cumplir un objetivo principal en cada caso. Te contamos en qué consiste cada uno:


EN TU PESO IDEAL

 

Un pack diseñado para ayudarte a alcanzar tu peso ideal, huyendo de fórmulas mágicas y dietas milagro. La clave de un cuerpo sano y equilibrado reside en una correcta alimentación, no olvidemos que somos lo que comemos. Por eso ponemos a tu disposición a la nutricionista Emma Aarstad , diplomada en Nutrición y Dietética por la Universidad de Alicante y Máster en Patología de la Alimentación por la Universidad de Cadiz, y que con la contratación del pack “En tu peso ideal” te explicará cómo funciona tu cuerpo desde la nutrición, y cómo debes alimentarlo para sentirte bien para que cuente con todos los recursos necesarios, además de prepararte una dieta personalizada yhecha a tu medida.

 

Además, con este pack disfrutarás del servicio de Entrenamiento Personal, con una planificación diseñada y coordinada en base a los demás servicios y objetivos propuestos, además de acceso a la sala de entrenamiento.

 

Te lo ponemos más fácil que nunca para alcanzar tu peso ideal y lograrlo de forma saludable y sostenida en el tiempo.






RE > ADAPTACIÓN

 

¿Has sufrido alguna lesión deportiva o en tu actividad de día a día y no consigues recuperar la movilidad completa? ¿Tienes algún dolor recurrente asociado a movimientos de tu cuerpo y no sabes por qué? o quizás solo quieres prevenir estos problemas y enseñar a tu cuerpo a trabajar la movilidad de forma biomecánicamente optimizada. Entonces este pack es para tí.

 

Diseñado de forma totalmente integral como todos nuestros packs de salud, con “Re > Adaptación” podrás devolver a tu cuerpo plena movilidad gracias a una planificación basada en el movimiento de cada elemento de tu cuerpo, interacción y las fuerzas que influyen, siempre desde una perspectiva neuromecánica. Gracias a esta aproximación podemos enfocarlo tanto a la recuperación de lesiones como a la prevención, tanto en el ámbito deportivo como en tu día a día. Te ayudamos a hacer los reajustes motores necesarios para que tu cuerpo funcione a pleno rendimiento.

 

Además, de forma opcional podrás añadir el servicio de Nutrición, en este caso orientada a adaptar tu dieta en caso de pasar por un proceso lesivo, aportando los recursos que tu cuerpo necesitará en ese estado.





Recuerda que en Altea Sport Clinic apostamos por el deporte efectuado de forma saludable y planificada, por eso nos adaptamos a cualquier edad y condición. Somos tu gimnasio y centro deportivo en Altea, a pocos kilómetros de Benidorm, Calpe, La Nucía, Alfaz del Pi, El Albir y Callosa.

 

¿Algunos de estos packs es para ti? ¿Necesitas más información? No dudes en contactar con nosotros y estaremos encantados de asesorarte sin compromiso.

Lo que debes saber para evitar las lesiones deportivas

Lo que debes saber para evitar las lesiones deportivas

Practicar cualquier tipo de deporte conlleva una serie de riesgos de lesión que debemos tener en cuenta si queremos evitar caer (o recaer) en una. A tales riesgos estan expuestos tanto los deportistas de alto nivel y competición como los deportistas ocasionales o aficionados, y es que en todos los casos se pueden sufrir procesos lesivos que afecten al conjunto del sistema musculo-esquelético, del que forman parte, además de los huesos, los músculos, los ligamentos, los tendones y las articulaciones. Es necesario prestar especial atención además a la columna vertebral y las articulaciones, ya que las lesiones musculares pueden generar aquí problemas y complicaciones más serias.

 

¿Qué factores pueden derivar en lesión?

  • Calentamiento: vs «enfriamiento»
  • Límites
  • Respiración
  • Condiciones Meteorológicas
  • Material y buen uso.
  • Nutrición. Enrique Roche -Catedrático de Nutrición y Bromatologia en la Univerdidad Miguel Hernández- nos dice; «que en el deporte hay que entrenar la nutrición tanto como la técnica y la táctica». Este factor está ligado la propia actividad de las personas, es decir, sin una nutrición equilibrada y específica para cada persona incrementaremos en gran medida las probabilidades de sufrir una lesión muscular, por ello debemos adaptar una pautas nutricionales para cada persona. Nuestro cuerpo necesita una serie de nutrientes para poder afrontar las actividades para cubrir las exigencias energéticas y otras demandas específicas propias de cada individuo. Enrique Roche explica además que incluso estando lesionados debemos cambiar nuestra dieta, porque cada proceso o etapa de la vida necesitará una dieta diferente.

 

¿Cómo podemos prevenir una lesión?

 

Este es uno de los puntos claves a tener en cuenta, puesto que la prevención es donde debemos poner el foco si queremos evitar caer en procesos lesivos de cualquier índole. Para ello surge la figura del Readaptador Físico, que nos ayudará a controlar múltiples factores y llevar a cabo una serie de procesos preventivos como son:

  • Planificación: entrenamiento preventivo, control de la carga, objetivos…
  • Descanso: recuperación, tiempos…
  • Técnica: realización y ejecución. Control de la fatiga.    



¿Existe población de especial riesgo?

 

Podemos establecer un amplio rango de edad, en una gráfica de campana de Gauss, que abarca aproximadamente desde los 16 hasta los 65 años, ya que los niños de menos edad poseen un menor índice de lesión; y en el otro extremo se encuentran las personas de mayor edad que por ciertos tipos de hábitos y patologías abandonan la práctica deportiva. Esta clasificación se basa en criterios generales

 

Ésto no quiere decir por tanto que no haya lesiones en esos rangos de extremos, y su metodología de readaptación es la mismas que en el grupo central. Cada individuo requiere un tratamiento individualizado y específico, incluso aunque se trate de las mismas lesiones, en mismos deportes y con misma edad, ya que como hemos mencionado cada persona es diferente



En caso de lesión, ¿qué métodos de recuperación están indicados?

 

Existe una gran variedad de lesiones de carácter deportivo, cada una de ellas con un proceso de recuperación indicado, pero podemos dividir estos métodos en dos grupos principales: por un lado los conservadores y por otro los métodos innovadores. La aplicación de un método u otro estará condicionada por el profesional y su enfoque metodológico.



¿Qué profesional puede ayudarme con la recuperación?

 

Existen numerosos profesionales ligados a este campo de la salud, pero cabe señalar principalmente a los fisioterapeutas y los readaptadores físicos, este último una figura emergente y cada vez más demandada. El papel desarrollado por el Readaptador Físico se centra en dos grandes bloques, por un un lado el preventivo-recuperador: un conjunto de tareas físicas y/o deportivas desarrolladas con la intención de mejorar los parámetros de salud deportiva, que capaciten al individuo para realizar las actividades deportivas con vigor y competencia para reducir, mantener y/o mejorar la sintomatología lesional (Lalín, 2002). Por otro lado el de carácter Educativo: proceso de enseñanza-aprendizaje mediante el cual se restablecen y mejoran los patrones motores generales y específicos de un deportista, facilitando en el mejor tiempo posible un estado de bienestar óptimo para el esfuerzo y el rendimiento deportivo. (Lalín, 2002).

 

¿Cómo puede ayudarme Altea Sport Clinic a reducir el riesgo de lesión o llevar a cabo una buena recuperación?

 

Es importante señalar que actualmente, por circunstancias del modelo de vida que generalmente llevamos (trabajar sentados, mala higiene postural, sedentarismo, etc.) no ejercitamos nuestro organismo lo suficiente, y en muchos casos el ejercicio que practicamos lo hacemos de forma mal ejecutada, exponiendonos a altos riesgos de lesión. En Altea Sport Clinic nos centramos en prevenir y recuperar estos tipos de lesiones, ya sea en el ámbito deportivo como en nuestra vida cotidiana, y llevamos a cabo al mismo tiempo un trabajo de reeducación con el fin de enseñar a nuestro cuerpo a no cometer errores que puedan derivar en lesión. Este enfoque lo aplicamos no sólo a los procesos de readaptación física y funcional, sino como una metodología integrada en cada planificación y rutina que elaboramos a nuestros clientes. ¿El resultado?, unos cuerpos saludables y biomecánicamente bien entrenados para poder desempeñar sus funciones de forma óptima y minimizando riesgos de lesión.

Readaptación física y funcional, disciplinas en auge

Readaptación física y funcional, disciplinas en auge

La readaptación física y la readaptación funcional son disciplinas que han experimentado un rápido crecimiento durante los últimos años debido a los buenos resultados obtenidos en los pacientes. Su aproximación, basada en el estudio biomecánico del cuerpo y sus posibles disfunciones, ha abierto nuevas puertas y permite efectuar una evaluación de las complicaciones que pueda experimentar el cuerpo en el desempeño de actividades tanto deportivas como diarias. Conocer la dinámica de movimientos y fuerzas que intervienen en la actividad muscular y su relación con todo el sistema neuromuscular nos ofrece la posibilidad no solo de mejorar las perspectivas de recuperación tras una lesión, sino también prevenirlas al canalizar y gestionar los movimientos de forma armónica.

Teniendo esto en cuenta podemos entender que la figura del readaptador físico está cada vez más presente, así que la pregunta es obvia. ¿Cuales son las funciones concretas del readaptador? ¿Cómo puede ayudarnos y en qué circunstancias?

Para dar respuesta a estas preguntas, comenzaremos concretando qué es un readaptador y cuáles son sus funciones:

El readaptador físico es un profesional que tiene como labor optimizar tu sistema neuromuscular, (neuro-muscular, entendido como tal procesos en los que el cerebro emite una serie de señales para que el tejido/músculo se active y ejerza su función). De esta manera, vamos a conseguir que el paciente pueda desenvolverse con garantías en distintos escenarios y contextos como salir a correr, un partido de pádel, desempeñar su trabajo diario previniendo posibles lesiones, etc. Los requerimientos que cada situación nos exige son muy diferentes, y debemos descartar la idea de que moviéndonos reduciremos nuestro riesgo de lesión, puesto que el problema radica en cómo nos movemos.  

Podemos por tanto dividir los objetivos en dos vertientes principales: la de la prevención por un lado y la de readaptación por otro.

En el primer caso y como su nombre indica, la prevención se refiere a anticiparnos a los riesgos de lesión, detectando nuestras debilidades o necesidades para mejorarlas y neutralizarlas.

Por otro lado, la readaptación se refiere a situaciones en las que el paciente ya ha pasado por un proceso de lesión, y su objetivo es por tanto el de volver a incorporarse a la práctica deportiva o a su vida diaria con garantías, reduciendo los posibles riesgos de recaída.

Para alcanzar este objetivo se elaboran unas estrategias de valoración que nos permitirán determinar dónde se encuentran los déficits y qué musculatura no está funcionando como debería. Una vez identificados y aislados esos déficits y la zona muscular concreta, volvemos a realizar otra serie de test para ver cómo se integra esta con los demás músculos. Por ejemplo, si valoramos que el cuádriceps no se activa correctamente, vamos a evaluar cómo actúa en una sentadilla.

Establecemos así una serie de micro progresiones con el fin de mejorar la adherencia a las tareas que se irán implementando paulatinamente. En esta dinámica de trabajo, la planificación y el control de la carga son determinantes para no generar efectos contrarios a los que queremos conseguir.

En Altea Sport Clinic contamos con un exclusivo servicio de readaptación física y funcional para nuestros clientes. Para garantizar el mejor servicio empleamos avanzada tecnología aplicada a este campo, y ya son muchos los clientes y pacientes recuperados que han pasado por nuestro centro. Además, nos encontramos en un proceso de formación continua para mantenernos siempre informados de las técnicas y estrategias que surgen cada día, aplicando estas innovaciones a nuestros programas y planes.

 

Claves de la nutrición deportiva

Claves de la nutrición deportiva

La nutrición es una pieza fundamental en el desempeño de cualquier actividad física. Tanto si hablamos de entrenamientos de nivel de intensidad medio como de deportistas de élite, es imprescindible que el cuerpo cuente con los recursos necesarios para ejercer todas sus funciones de forma óptima. Cada cuerpo contempla una configuración metabólica diferente, por lo que es necesario diseñar planificaciones individualizadas con cada paciente como hace el servicio de Nutrición de Altea Sport Clinic. En la entrada de este mes hablaremos de aquellos aspectos generales que se deben tener en cuenta.

 

En primer lugar cabe señalar que el campo de la Nutrición Deportiva está principalmente enfocado a deportistas profesionales, a los que ayuda a conservar el exigente rendimiento físico al que someten su cuerpo, pero de este campo podemos extraer algunas pautas a tener en cuenta en nuestro propio entrenamiento.

 

La práctica de actividad física conlleva un mayor requerimiento calórico, por lo que es necesario realizar una ingesta suficiente de proteínas para garantizar la regeneración e incremento de la masa muscular. Las proteínas suponen aproximadamente la mitad del peso de los tejidos del organismo, y están presentes en todas las células del cuerpo, además de participar en prácticamente todos los procesos biológicos que se producen, de ahí su importancia.

 

Podemos obtener proteínas de forma natural en los siguientes grupos de alimentos:



  • Legumbres (lentejas, habas, garbanzos, frijoles…), conviene completarlos con otro alimento como patatas o arroz.
  • Vegetales de hoja verde (col rizada, espinaca…).
  • Nueces y frutos secos como pistachos o almendras (siempre que no sean fritos y tengan poca sal).
  • Carnes (pollo, pavo, jamón serrano, ternera…)
  • Pescados (salmón, atún, anchoas….)
  • Otros alimentos como el huevo, la soja, el queso o el yogur también poseen elevados niveles de proteína.

 

Por otro lado, los hidratos de carbono son un nutriente imprescindible para que nuestro cuerpo disponga de la energía suficiente para la práctica deportiva. Durante la digestión, estos componentes se van dividiendo hasta que se transforman en glucosa, el compuesto más sencillo que las células del cuerpo pueden aprovechar como fuente de energía. Es recomendable recurrir a hidratos de carbono con un índice glucémico bajo (entre 0 y 55), que son absorbidos lentamente por el organismo.

 

Podemos obtener carbohidratos de bajo índice glucémico en:

 

  • Cereales integrales
  • Legumbres

Los carbohidratos con elevado índice glucémico son la miel, el pan blanco, el puré de patatas o el arroz blanco entre otros.

 

No debemos olvidarnos de prestar atención también a llevar una adecuada alimentación para la recuperación tras el entrenamiento.

 

Otro factor fundamental a la hora de llevar a cabo nuestro ejercicio es mantener una correcta hidratación. Si hay una leve deshidratación, nuestro rendimiento será bajo y no seremos capaces de proporcionar el estímulo suficiente al músculo para que se generen adaptaciones. La mejor hidratación siempre será el agua, aunque en deportes de resistencia a partir de los 50-60 minutos de actividad es conveniente reponer con sales minerales y azúcares con concentraciones que dependerán del tipo de actividad, las características físicas del deportista o las condiciones climáticas entre otros parámetros.

 

Otro de los aspectos que generan controversia y por el que recibimos consultas frecuentemente en en Altea Sport Clinic son los suplementos alimenticios y la idoneidad de su uso. Nuestra respuesta siempre es la misma, es necesario priorizar los alimentos, y una vez tengamos una buena base alimentaria, podremos dar un plus con la suplementación. Sin embargo, cabe señalar que pocos suplementos poseen un efecto probado y contrastado, por lo que deberemos ser cuidadosos a la hora de seleccionar un suplemento si fuera necesario.

 

Recuerda, mucha gente hace ejercicio para mejorar su complexión corporal, por lo que es imprescindible llevar una ingesta de alimentos controlada y evaluar todos estos aspectos con el fin de mantener la masa muscular y aumentar el gasto energético. La nutrición es, por tanto, un pilar fundamental para alcanzar nuestros objetivos y optimizar nuestro rendimiento físico.

 

Altea Sport Clinic es mucho más que un gimnasio, es el centro deportivo donde descubrirás una nueva forma de vivir el deporte, ejercitando tu cuerpo de forma sana y planificada. Contacta con nosotros y te ayudaremos a proporcionar a tu cuerpo los recursos necesarios para rendir al mejor nivel.