Lo que debes saber para evitar las lesiones deportivas

Practicar cualquier tipo de deporte conlleva una serie de riesgos de lesión que debemos tener en cuenta si queremos evitar caer (o recaer) en una. A tales riesgos estan expuestos tanto los deportistas de alto nivel y competición como los deportistas ocasionales o aficionados, y es que en todos los casos se pueden sufrir procesos lesivos que afecten al conjunto del sistema musculo-esquelético, del que forman parte, además de los huesos, los músculos, los ligamentos, los tendones y las articulaciones. Es necesario prestar especial atención además a la columna vertebral y las articulaciones, ya que las lesiones musculares pueden generar aquí problemas y complicaciones más serias.

 

¿Qué factores pueden derivar en lesión?

  • Calentamiento: vs “enfriamiento”
  • Límites
  • Respiración
  • Condiciones Meteorológicas
  • Material y buen uso.
  • Nutrición. Enrique Roche -Catedrático de Nutrición y Bromatologia en la Univerdidad Miguel Hernández- nos dice; “que en el deporte hay que entrenar la nutrición tanto como la técnica y la táctica”. Este factor está ligado la propia actividad de las personas, es decir, sin una nutrición equilibrada y específica para cada persona incrementaremos en gran medida las probabilidades de sufrir una lesión muscular, por ello debemos adaptar una pautas nutricionales para cada persona. Nuestro cuerpo necesita una serie de nutrientes para poder afrontar las actividades para cubrir las exigencias energéticas y otras demandas específicas propias de cada individuo. Enrique Roche explica además que incluso estando lesionados debemos cambiar nuestra dieta, porque cada proceso o etapa de la vida necesitará una dieta diferente.

 

¿Cómo podemos prevenir una lesión?

 

Este es uno de los puntos claves a tener en cuenta, puesto que la prevención es donde debemos poner el foco si queremos evitar caer en procesos lesivos de cualquier índole. Para ello surge la figura del Readaptador Físico, que nos ayudará a controlar múltiples factores y llevar a cabo una serie de procesos preventivos como son:

  • Planificación: entrenamiento preventivo, control de la carga, objetivos…
  • Descanso: recuperación, tiempos…
  • Técnica: realización y ejecución. Control de la fatiga.    



¿Existe población de especial riesgo?

 

Podemos establecer un amplio rango de edad, en una gráfica de campana de Gauss, que abarca aproximadamente desde los 16 hasta los 65 años, ya que los niños de menos edad poseen un menor índice de lesión; y en el otro extremo se encuentran las personas de mayor edad que por ciertos tipos de hábitos y patologías abandonan la práctica deportiva. Esta clasificación se basa en criterios generales

 

Ésto no quiere decir por tanto que no haya lesiones en esos rangos de extremos, y su metodología de readaptación es la mismas que en el grupo central. Cada individuo requiere un tratamiento individualizado y específico, incluso aunque se trate de las mismas lesiones, en mismos deportes y con misma edad, ya que como hemos mencionado cada persona es diferente



En caso de lesión, ¿qué métodos de recuperación están indicados?

 

Existe una gran variedad de lesiones de carácter deportivo, cada una de ellas con un proceso de recuperación indicado, pero podemos dividir estos métodos en dos grupos principales: por un lado los conservadores y por otro los métodos innovadores. La aplicación de un método u otro estará condicionada por el profesional y su enfoque metodológico.



¿Qué profesional puede ayudarme con la recuperación?

 

Existen numerosos profesionales ligados a este campo de la salud, pero cabe señalar principalmente a los fisioterapeutas y los readaptadores físicos, este último una figura emergente y cada vez más demandada. El papel desarrollado por el Readaptador Físico se centra en dos grandes bloques, por un un lado el preventivo-recuperador: un conjunto de tareas físicas y/o deportivas desarrolladas con la intención de mejorar los parámetros de salud deportiva, que capaciten al individuo para realizar las actividades deportivas con vigor y competencia para reducir, mantener y/o mejorar la sintomatología lesional (Lalín, 2002). Por otro lado el de carácter Educativo: proceso de enseñanza-aprendizaje mediante el cual se restablecen y mejoran los patrones motores generales y específicos de un deportista, facilitando en el mejor tiempo posible un estado de bienestar óptimo para el esfuerzo y el rendimiento deportivo. (Lalín, 2002).

 

¿Cómo puede ayudarme Altea Sport Clinic a reducir el riesgo de lesión o llevar a cabo una buena recuperación?

 

Es importante señalar que actualmente, por circunstancias del modelo de vida que generalmente llevamos (trabajar sentados, mala higiene postural, sedentarismo, etc.) no ejercitamos nuestro organismo lo suficiente, y en muchos casos el ejercicio que practicamos lo hacemos de forma mal ejecutada, exponiendonos a altos riesgos de lesión. En Altea Sport Clinic nos centramos en prevenir y recuperar estos tipos de lesiones, ya sea en el ámbito deportivo como en nuestra vida cotidiana, y llevamos a cabo al mismo tiempo un trabajo de reeducación con el fin de enseñar a nuestro cuerpo a no cometer errores que puedan derivar en lesión. Este enfoque lo aplicamos no sólo a los procesos de readaptación física y funcional, sino como una metodología integrada en cada planificación y rutina que elaboramos a nuestros clientes. ¿El resultado?, unos cuerpos saludables y biomecánicamente bien entrenados para poder desempeñar sus funciones de forma óptima y minimizando riesgos de lesión.

Recommended Posts